El tenista mexicano Hans Hach tiene buenas sensaciones en el CDMX Open, que se desarrolla en el Centro Deportivo Chapultepec, y destacó el hecho de estar en semifinales dentro de la modalidad de dobles.

Hach Verdugo, a lado del argentino Facundo Bagnis, venció en cuartos de final a los sudamericanos, el venezolano Roberto Maytin y al ecuatoriano Roberto Quiroz con pizarra de 6-3 y 6-2.

“Fue una victoria muy buena, Roberto Maytin cuenta con mucha experiencia, Quiroz viene jugando bastante bien, este triunfo suma mucho para mí”, indicó el doblista tricolor, quien en el pasado certamen Challenger de Panamá se despidió en segunda ronda.

La diferencia del encuentro del pasado jueves fue la energía y el entusiasmo que pusieron Hach y Bagnis en comparación a sus rivales, luego que la lluvia modificó el horario del partido en la cancha Grand Stand.

“Jugamos tarde, llovió, empezamos muy lentos los cuatro, pero levantamos la energía y se reflejó en el resultado. Íbamos a calentar a una hora, la cambiaron, te cansa esperar el partido así”, añadió el raqueta de 28 años de edad.

Con miras a las semifinales, donde se medirán a los británicos Jonny O’Mara y Luke Brambridge, el mexicano dijo a Notimex que espera un partido complicado, pero con la ilusión de mantener el buen paso.

“En primera ronda jugamos bien, en la segunda jugué mejor. Venimos sumando como equipo, nunca habíamos jugado juntos (Hach-Bagnis), me siento contento, la altura a mí no gusta, pero me está yendo bien”, comentó.

Resaltó que sea el único tenista mexicano con vida en este CDMX Open, “qué bueno que tengamos a un mexicano en el torneo de México siguiendo avanzando”.

NTX