(Con información de EFE e imagen de MEXSPORT)

Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, dijo este sábado, tras la victoria contra el Alavés (2-1) en el Wanda Metropolitano, que su equipo extraña “a la gente”, comentó que “ver el estadio vacío es duro” y opinó que su conjunto tiene “un montón de cosas por mejorar” a pesar del cuarto triunfo seguido.

“Quería mandar un saludo a la gente, que extrañamos de verdad a los aficionados. Ver el estadio vacío es duro y tenía ganas de decir que los extrañamos”, concluyó su comparecencia de prensa vía telemática el técnico argentino desde el estadio rojiblanco.

Su equipo es tercero y ha ganado sus cuatro últimos encuentros. “En esto no te puedes relajar, tienes muchos partidos complicados y vemos que no importa el equipo que se forme, sino la actitud, la ilusión y el compromiso. Lo vemos en un montón de partidos.

Estoy contentísimo con la respuesta del equipo, porque podemos demostrar que tenemos una plantilla buena. Los necesitamos a todos”, expuso.

“Recordar que es un grupo nuevo. Se han ido ocho futbolistas, han venido diez, es un año de transición y los futbolistas están dando el máximo y han vuelto sabiendo cuáles son los objetivos del club. Lo que no ha cambiado es la búsqueda de seguir mejorando, más allá de saber que hay un montón de cosas que tenemos que mejorar”, dijo.

“El trabajo defensivo del Alavés en el primer tiempo ha sido muy, pero que muy bueno. No sólo defendiendo sino con contragolpes. No hubo ninguna jugada peligrosa pero sí esa sensación de vértigo cuando arrancaban en los contragolpes. Y nosotros no pudimos encontrar los caminos para tener situaciones. Ya en el segundo tiempo la velocidad del juego empezó a ser diferente y los cambios de Llorente, sobre todo, con Costa y Carrasco le generaron al equipo el vértigo y la velocidad que el partido estaba pidiendo”, repasó.

El Atlético visita el próximo martes al Barcelona. “Nos sentimos bien y el equipo está respondiendo de una manera buena. No hemos ganado nunca en el Camp Nou, así que esperemos que tengamos una oportunidad”, explicó.

Ahí no podrán jugar ni Koke Resurrección ni Stefan Savic, por ciclo de cinco tarjetas amarillas. “No iban a jugar igualmente en Barcelona”, afirmó.