(Con información de Notimex e imagen de MEXSPORT)

El tenista mexicano Santiago González y el paquistaní Aisam-Ul-Haq Qureshi batallaron más de tres horas y remontaron una desventaja de dos sets para acceder a la tercera ronda del torneo de Wimbledon.

Si su debut fue complicado, pues también tuvieron que venir de atrás al perder el primer set, este viernes lo fue más, pero al final vencieron al croata Mate Pavic y al brasileño Bruno Soares por parciales de 4-6, 4-6, 7-6 (7/5), 6-4 y 6-4, para quedarse con el triunfo en 3:14 horas.

En el séptimo “game” del primer set le rompieron el servicio al mexicano y al paquistaní para que los cuartos de la siembra se adelantaran 4-3 y así enfilarse al triunfo en la primera manga, lo que se repitió en la segunda para poner contra las cuerdas a sus rivales.

Ambas duplas mantuvieron su saque en la tercera manga y debieron irse a la “muerte súbita”, donde “Santi” y su compañero iniciaron con un 3-0 que les remontaron 3-4, aunque dejaron los nervios de lado y supieron recuperarse para imponerse 7-5 y seguir con vida en el partido.

Un rompimiento al inicio del cuarto parcial le permitió al mexicano y al paquistaní adelantarse 2-0, lo que aprovecharon para imponerse 6-4 y obligar al definitivo quinto set, donde la historia pareció repetirse, ahora con un “break” para el 2-1 que los llevaría al triunfo.

En los octavos de final se medirán con la dupla que resulte vencedora del choque entre el neozelandés Marcus Daniell y el holandés Wesley Koolhof, contra el británico Cameron Norrie y el español Jaume Munar.

Santiago González es uno de los mexicanos que se mantiene con vida en el torneo de dobles de Wimbledon, junto a Miguel Ángel Reyes-Varela, que el sábado buscará su boleto a tercera ronda con el salvadoreño Marcelo Arévalo ante los estadounidenses Bob y Mike Bryan.

Giuliana Olmos, que también participó en el tercer Grand Slam de la temporada, quedó eliminada en segunda ronda con la estadounidense Desirae Krawczyk al caer este día con la norteamericana Nicole Melichar y la checa Kveta Peschke.

Comentarios: