(Con imagen de Mexsport)

Al futbolista colombiano Roger Martínez, que actualmente milita en el América y quien fue convocado por el entrenador Carlos Queiroz para la Copa América que se disputará en Brasil, se le impidió la salida del país por parte del juzgado segundo de familia de Cartagena, hasta que se ponga al día con la obligación del pago de los estudios de su hija.

Una juez le fijó al futbolista un pago provisional de 4 millones de pesos colombianos (22 mil pesos mexicanos), de los cuales tenía que destinar la mitad para la manutención de la niña yla otra para un fideicomiso para los estudios futuros de la menor.

Según la expareja del jugador, Jenifer Villalba, Roger no ha cumplido con el pago del fideicomiso desde que se impuso la sentencia en septiembre del año pasado, aunque si lo ha hecho con la parte de la manutención.

“La niña tiene 15 meses y todavía no está estudiando, pero es una orden de la juez segunda de familia de Cartagena y hasta el momento no se ha hecho la constitución de la fiducia”, dijo.

A raíz de todo esto, el juzgado de familia en Cartagena notificó a Migración Colombiasobre el proceso que se le adelanta a Martínez para que no pueda salir del país hasta que responda.

Sin embargo, A través de un comunicado, la firma de abogados Raad Berrío, representante jurídico del jugador Roger Martínez, se pronunció respecto a las declaraciones de Jenifer Villalba, argumentando que el jugador nunca se ha desentendido de su hija.

“Roger Martínez, desde el primer momento en que fue requerido, tanto él como su familia han estado al frente de salvaguardar el bienestar de la menor”, dice el texto.

AT

Comentarios: