(Con información de Notimex e imagen de MEXSPORT)

La clavadista olímpica Paola Espinosa señaló que cada día qué pasa en mente sólo está su asistencia en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y para ello trabaja para dejar el nombre de México en alto.

“Estamos a un año de los Juegos Olímpicos y lo que vienen es entrenar cada vez más y esforzarnos cada vez más. Cada día me levanto y digo que es un día menos y hay que hacerlo lo mejor posible”, expresó a su llegada al aeropuerto capitalino.

Espinosa consideró que cada uno de los integrantes de su equipo trabajan en lo que corresponde para no fallar en las competencias que vienen y buscar un podio en la Copa del Mundo en Japón en abril del próximo año.

“Estamos todos comprometidos y el premio al mérito deportivo me llena de motivación y de ganas de seguir entrenado”, comentó la medallista panamericana Lima 2019.

La competidora olímpica en Londres 2012 apuntó que uno de sus objetivos es tener la medalla individual y desde luego conseguir otra en sincronizado ahora con Melany Hernández, con quien ha trabajado desde hace algunos años.

“Me cuelgo mi cuarta medalla mundial, después de haber regresado de mi embarazo, me hace sentir bien. Es un Premio que le hace sentir bien y me pone un poco de nostalgia porque ya son tantos años haciendo lo que me gusta”, apuntó.

Paola sostuvo que esta labor también es gracias a su entrenador Iván Bautista, con quien ha estado en todos los momentos para llegar a consumar los objetivos.

Espinosa destacó que los clavados han cambiado en los últimos años más allá de los códigos en los saltos, sino en la preparación de los atletas que ahora ya pueden combinar tanto el trampolín de tres metros como la plataforma de 10.

Sobre su peso corporal, con el cual había tenido problemas, la sudcaliforniana puntualizó que va en franca mejoría, “me había costado mucho trabajo, pero voy bastante bien y estoy contenta en ese sentido porque me había costado mucho trabajo recuperar mi peso”.