Jorge Vilda y el director de marketing de la RFEF niegan haber presionado a Jenni Hermoso

El exseleccionador de fútbol femenino Jorge Vilda y el director de marketing de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Rubén Rivera, han negado este martes ante el juez haber presionado a la futbolista Jenni Hermoso para que dijera que consintió el beso que le dio Luis Rubiales.

Ambos han declarado como investigados ante el titular del Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional, Francisco de Jorge, que investiga al expresidente de la RFEF por agresión sexual y coacciones.

El juez los ha citado para tratar de desentrañar el grado de implicación de Vilda y Rivera en esas presuntas presiones a Hermoso y a su entorno, junto con el propio Rubiales y el director de la selección masculina, Albert Luque.

Rubiales señaló a Jorge Vilda como la persona que acudió al hermano de Jenni Hermoso para que hablase con ella.

“Yo no sabía ni que el hermano venía en el avión. Yo me enteré después porque Jorge Vilda, que venía sentado detrás mía me dijo: ‘Vengo de hablar con el hermano de Jenni, que es un tío razonable y tal, y va a hablar con ella (sic)”, afirmó el expresidente de la RFEF, según los extractos de la declaración que publicó el diario El Español.

Rivera por su parte estuvo en el viaje a Ibiza que hicieron jugadoras de la selección para celebrar la victoria en el mundial y donde la Fiscalía encuadra también las presiones a Hermoso y su entorno.

Vilda, Rivera y Luque debían comparecer en un primer momento como testigos, si bien el juez cambió su condición procesal a la de investigados tras oír los testimonios del hermano y de una amiga de Jenni Hermoso, que confirmaron las presiones recibidas para justificar el beso que Rubiales le dio en la boca tras la final del Mundial en Sídney (Australia) el pasado 20 de agosto.

Días después, las internacionales Alexia Putellas, Irene Paredes y Misa Rodríguez también confirmaron aquellas presiones y respaldaron el relato de Jenni Hermoso.

Tras oír las versiones de Vilda y Rivera, el juez interrogará el 16 de octubre a Luque, que será el último de los investigados en declarar, y ya en noviembre comparecerán varios testigos, entre ellos el seleccionador masculino absoluto, Luis de la Fuente, y el ya exdirector de Comunicación de la RFEF Pablo García-Cuervo.

Con información de EFE e imagen de natursports/Depositphotos.com