(Con información de EFE e imagen de MEXSPORT)
El presidente de la FIFA, Gianni Infanino, aprovechó este martes una visita a Costa Rica para lanzar un mensaje de “nunca más” a la corrupción en el máximo organismo del fútbol, pero también en la Concacaf y en federaciones como la costarricense.

“El mensaje es muy claro y es muy simple también: Es que nunca más queremos vivir lo que hemos vivido en FIFA, en Concacaf y en la Federación de Costa Rica”, declaró Infantino en una conferencia de prensa en alusión a los graves casos de corrupción que años atrás afectaron a las tres entidades.

En 2015 la FIFA se vio envuelta en un escándalo de corrupción llamado mediáticamente como el “FIFAGate”, que involucró al expresidente de la entidad Joseph Blatter y a un grupo de dirigentes de varias partes del mundo, incluidos algunos de la Concacaf como el expresidente de la Federación Costarricense, Eduardo Li.

Li se declaró culpable ante una Corte de Estados Unidos de varios delitos relacionados a la recepción de sobornos para la adjudicación de contratos televisivos y comerciales de la Federación.

“Hace unos años la FIFA, como la Concacaf y la Fedefutbol (Federación Costarricense de Fútbol) estaban mucho más que muy mal, estaban clínicamente muertos, porque desafortunadamente había dirigentes que se habían olvidado de la responsabilidad que tenemos de dirigir nuestro deporte con pasión, trabajo e integridad”, aseveró Infantino este martes.

El dirigente aseguró que en la actualidad hay “una nueva FIFA, una nueva Concacaf y una nueva Federación Costarricense” que trabajan con “valores” y que rinden resultados no solo deportivos, sino que a nivel de “infraestructura y visión”.

“Nunca más (a la corrupción), no hay vuelta atrás. Si alguien todavía en Costa Rica, Centroamérica, Norteamérica, el Caribe o en el mundo cree que puede venir al fútbol para hacer trampas, para hacerse rico contra los intereses del fútbol, les decimos que no queremos a esta gente”, declaró Infantino.

El máximo dirigente de FIFA se mostró confiado en que situaciones de este tipo no volverán a ocurrir en Costa Rica, luego de “la sombra” que la corrupción posó sobre la reputación de la federación por algún tiempo.

Infantino efectuó este martes una breve visita a Costa Rica en la que se reunió con el presidente del país, Carlos Alvarado y con el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Rodolfo Villalobos, y el resto de los federativos.

El presidente de la FIFA anunció que existe la “posibilidad muy real” de que Costa Rica y Panamá organicen en conjunto el Mundial Sub’20 femenino que se llevará a cabo en septiembre de 2020.

Infantino partió de Costa Rica con rumbo a Honduras, la segunda escala de una gira por Centroamérica que también lo llevará a El Salvador el miércoles. EFE