(Con información de EFE e imagen de Mexsport)

Brasil se entrenó este domingo a puerta cerrada con la principal novedad de Filipe Luis, quien realizó algunos ejercicios, pero continúa siendo duda para la semifinal de la Copa América del próximo martes contra Argentina.

El lateral izquierdo, que arrastra unas molestias en el muslo derecho desde el partido de cuartos ante Paraguay, participó en algunas actividades con la pelota, pero se ausentó de los trabajos tácticos y técnicos en la práctica de la Canarinha.

De esta forma, su presencia en el once titular que se medirá a la Albiceleste se mantiene en el aire, con tan solo un entrenamiento más por delante antes del esperado superclásico.

Los servicios médicos de la selección brasileña no encontraron ninguna lesión, pero el futbolista, que ya se perdió la sesión de ayer sábado, relata “dolores en la región”.

Su sustituto natural sería Alex Sandro, quien ya jugó toda la segunda mitad ante Paraguay tras la inesperada retirada de Filipe Luis.

Fernandinho, también tocado con unas molestias en la rodilla derecha, realizó trabajos de recuperación sobre el césped del campo de entrenamiento del Atlético Mineiro, en Belo Horizonte, según un vídeo divulgado por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

El volante del Manchester City es seria duda para enfrentarse a Argentina el próximo martes en el estadio Mineirao por un billete para la final de la Copa América 2019, el 7 de julio en el Maracaná de Río de Janeiro.

No obstante, la dupla de centrocampistas de contención titular será previsiblemente la formada por Arthur y Casemiro, que volverá tras cumplir un partido de suspensión por acumulación de tarjetas.

El delantero Richarlison parece estar recuperado del cuadro de paperas que le fue diagnosticado el pasado jueves y este domingo se reincorporará a la concentración de Brasil tras varios días en Porto Alegre apartado del grupo, mientras se recuperaba.

Por otro lado, el coordinador de la selección brasileña, Edu Gaspar, visitó este domingo el Mineirao para reconocer el estado del césped, que no ha recibido críticas específicas, a diferencia del de otros estadios utilizados para esta Copa América como el Arena do Gremio de Porto Alegre o el Arena Fonte Nova de Salvador.

EFE

Comentarios: