(Con información de Notimex e imagen de Mexsport)

En el plantel del Wolverhampton Wanderers, donde milita el atacante mexicano Raúl Jiménez, sienten frustración por el VAR durante la derrota de 1-0 contra el líder Liverpool, la víspera.

El defensa y capitán de los Wolves, Conor Coady, no ocultó su enojo porque la anotación de los Reds se generó tras una mano del zaguero holandés Virgil van Dijk y antes al portugués Pedro Neto se le anuló un tanto con la tecnología por supuesto fuera de juego que pudo ser la ventaja de los Lobos.

“La gente habla de VAR, pero no nos pregunta sobre la situación y lo que pensamos, para mí, no está funcionando. Mucha gente dice que está obteniendo resultados, pero ellos toman una decisión y tú lo entiendes, entonces pueden cambiarla por fuera de juego y cosas diferentes”, apuntó.

Incluso Conor admitió que platicó con el árbitro del encuentro Anthony Taylor sobre la mano del defensor del Liverpool que inició la jugada y acabó en el gol del senegalés Sadio Mané, pero no obtuvo una respuesta que le diera tranquilidad.

“El domingo hablé con Anthony Taylor durante el juego y es un gran tipo con quien hablar, pero le hice preguntas y realmente no recibiste una respuesta”, agregó.

Coady detalló que supuso que Van Dijk había jugado con la mano en la acción previa al gol, luego él le dijo que estaba demasiado lejos en la jugada. “Es un futbolista increíble y fue un pase brillante, pero pensamos que lo hizo a mano”.

El futbolista de Wolves atizó contra el VAR, “está afectando el juego. A la multitud no le gusta, a nadie le gusta. Nadie preguntó a los jugadores al respecto, entraron e hicieron una presentación y nos dijeron lo que iba a suceder, pero aún hay confusión. No te responden en el campo”.

Wolverhampton perdió 1-0 contra los Reds en Anfield, en un partido en el que el mexicano Raúl Jiménez ingresó de cambio al segundo tiempo en lugar de Diogo Jota, pero ya nada pudo hacer para evitar el descalabro de los Wolves en la vigésima jornada de la Premier League de Inglaterra.

NTX