(Con información de EFE e imagen de MEXSPORT)

El británico Lewis Hamilton igualó este domingo el récord histórico de siete Mundiales de Fórmula Uno del alemán Michael Schumacher al ganar el Gran Premio de Turquía; una carrera loca en la que se exhibió sobre mojado, firmando su décima victoria del año y elevando a 94 su propia plusmarca de triunfos en la categoría reina.

Hamilton, de 35 años, que había arrancado sexto, ganó en la pista de las afueras de Estambul por delante del mexicano Sergio Pérez (Racing Point), que logró el mejor resultado de toda la historia de su equipo. En una carrera que el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) acabó tercero y el español Carlos Sainz (McLaren), protagonista de otra sensacional remontada, concluyó en quinta posición.

El excéntrico y espectacular campeón de Stevenage ganó, de nuevo, a lo grande. Se hubiera anotado su séptimo título, a falta de tres carreras, sin puntuar, incluso, ya que su compañero Valtteri Bottas, el único que aún tenía (remotas) posibilidades de arrebatarle la corona, fue decimocuarto. No quiso especular y siguió lustrando su brillante palmarés con otra victoria, en una pista que desde 2011 no figuraba en el Mundial. Que, recién reasfaltada, estaba demasiado resbaladiza, complicando en exceso la gestión de los neumáticos.

Hamilton capturó su sexto título de los últimos siete años, con Mercedes, que añadió al que había logrado en 2008 con McLaren. Con lo que igualó los siete del ‘Kaiser’, que ganó los dos primeros en 1994 y 1995, con Benetton; antes de firmar la mejor racha de la historia con Ferrari, encadenando cinco Mundiales entre 2000 y 2004.

Con el asfalto mojado y neumáticos de lluvia extrema, Stroll, que el sábado había firmado la primera ‘pole’ de su carrera en F1 -y este domingo se descalabró, acabando noveno- salió bien. Al revés que los Red Bull del holandés Max Verstappen -sexto al final- y el tailandés Alex Albon -séptimo-, rebasados, respectivamente, por ‘Checo’ y Hamilton, que pasó del sexto al tercero nada más salir.

Vettel, que volvió a subirse a un podio desde que fuera segundo el año pasado en México, mejoró ocho puestos a las primeras de cambio. Y en la primera de las 58 vueltas que se dieron a la pista -situada en la parte asiática-, era tercero, por detrás de los Racing Point y por delante de los Red Bull de ‘Mad Max’ y de Albon, que se habían recuperado tras adelantar a Hamilton, de nuevo sexto.