(Con informción de EFE e imagen de Mexsport)

México, 20 ene.- Después de visitar a la selección de Gales, el 27 de marzo en Cardiff, México tendrá en la de Costa Rica a su segundo examinador en 2021, en un amistoso que servirá de previa a los posibles duelos entre ambas selecciones en la segunda parte del año.

La selección mexicana, novena de la clasificación de la FIFA, se enfrentará el 30 de marzo a Costa Rica, número 51 de la lista mundial, en una renovación de la rivalidad entre ambos cuadros de la Concacaf, más grande desde que Costa Rica le ganó a los mexicanos en el Azteca y estuvo cerca de eliminarlo del Mundial del 2002.

Mexicanos y costarricenses se han enfrentado en 53 ocasiones, con 29 victorias para México, 18 para los centroamericanos y seis empates.

Aunque los medios mexicanos repiten con frecuencia que el país es el gigante de la Concacaf, Costa Rica alcanzó los cuartos de final en el Mundial de Brasil 2014, y Estados Unidos lo hizo 12 años antes, lo cual México no ha logrado este siglo.

Mexicanos y costarricenses están llamados a ser protagonistas en la Copa Oro y la eliminatoria mundialista, y jugarán entre ellos en otros momentos del año, por lo cual el duelo de marzo puede interpretarse como una presentación de armas antes de las batallas importantes de la temporada, en partidos oficiales.

En 2020, año marcado por la pandemia, México ganó cuatro partidos y empató uno con lo que llegó a 19 triunfos con una derrota y un empate en la era de Martino, en la que lo más sobresaliente ha sido el título de la Copa Oro de 2019.

Uno de los empates fue en los cuartos de finales de ese certamen ante Costa Rica, en el que México se impuso en serie de penaltis.

Dirigida por Ronald González Brenes, la selección costarricense utilizará el encuentro como parte de la preparación para la eliminatoria mundialista y la Copa de Oro, en las cuales espera ser protagonista.

González Brenes trabaja con la idea de hacer un buen grupo con figuras en Europa, en la MLS, en México y en la liga local, para tratar de ganar la Copa Oro y clasificarse primer en la eliminatoria para llegar en buen momento al Mundial de Catar 2022.