(Con información de EFE e imagen de Mexsport)

La Asociación de Tenis de EE.UU. (USTA) confirmó este domingo que uno de los jugadores que tenía previsto participar en el Abierto de Estados Unidos, que comienza el lunes, ha dado positivo en una prueba de coronavirus, aunque no reveló su identidad, mientras que el diario galo “L’Équipe” aseguró que se trataba del francés Benoit Paire.

“Un jugador ha dado positivo de COVID-19 en el US Open y se ha retirado del torneo. El jugador es asintomático”, aseveró la organización en un comunicado remitido a la prensa.

“De acuerdo con los requerimientos del Departamento de Salud del Estado de Nueva York, y en línea con las directrices de los protocolos de salud y seguridad del torneo, el jugador ha sido avisado que debe aislarse durante 10 días”, apuntó la USTA.

“Además, se ha iniciado el rastreo de contactos para determinar si alguien debe permanecer en cuarentena 14 días”, agregó.

Según la web del rotativo, el galo, que se encuentra en la burbuja de Nueva York organizada por la USTA, será sustituido en el cuadro final para disputar la primera ronda contra Kamil Majchzak.

Paire tuvo que abandonar en su primer partido tras el confinamiento en el torneo de Cincinnati, jugado en las mismas pistas, contra el croata Borna Coric, aquejado de dolores en el vientre.

Pero todos los test a los que había sido sometido hasta el momento habían dado negativo.

Según “L’Équipe”, la organización del Abierto de Estados Unidos ha pedido a otros jugadores franceses, Richard Gasquet, Adrian Mannarino, Grégoire Barrere y Édouard Roger Vasselin, que permanezcan confinados en sus habitaciones de hotel de Nueva York.

Una medida que también han tomado con el entrenador Nicolas Copin