(Con información de EFE e imagen de Mexsport)

Un amago de David Goffin de derrotar al Goliath del torneo, Novak Djokovic, fue abortado por el serbio, que solventó la insurrección en el primer set del belga y alcanzó las semifinales de Wimbledon por novena vez con un triunfo por 6-4, 6-0 y 6-2.

Con estas semifinales, Djokovic iguala las nueve del alemán Boris Becker y los británicos Arthur Gore y Herbert Lawford, y se queda a tres del récord del suizo Roger Federer y a dos del estadounidense Jimmy Connors.

El de Belgrado, que opta este año a conquistar su quinto título en el All England Club, desactivó a un Goffin que salió dispuesto a competir y que, durante los compases iniciales del encuentro, amenazó con dar las sorpresa.

El belga arrancó desperdiciando bolas de rotura y cuando por fin consiguió amarrar la ventaja quebrando el saque de Djokovic, se desinfló.

Un ‘contrabreak’ seguido de otra rotura a favor del serbio voltearon el marcador del 4-3 al 4-6 y enterraron las posibilidades de un Goffin que se desangraba a cada minuto en la pista central.

Perdiendo juegos seguidos, el belga contó hasta diez de forma consecutiva en su contra. Una racha en forma de tumba de la que Goffin ya no supo salir.

Djokovic, consciente de su superioridad y viendo a su rival enmudecido al fondo de pista, sacó el latigo. Comenzó a golpear reveses en suspensión, subir a la red con asiduidad y ahogar a su rival para evitar cualquier tipo de reacción del belga.

Cuando rompió de una vez por todas la carrerilla que había tomado Djokovic, con el 1-1 del tercer set, Goffin ya estaba demasiado lejos. Su cabeza había volado de la pista central, con el ‘rosco’ que encajó en el segundo, y se había posado a kilómetros de distancia, mientras su cuerpo seguía siendo vapuleado en la pista.

Djokovic, que esta semana ya no cuenta con la ayuda de Goran Ivanisevic en su banquillo, no cejó en su empeño de gastar el mínimo tiempo posible y eliminó al verdugo de Fernando Verdasco en octavos con un 6-2 en el tercer set.

El triunfo número 70 de Djokovic en Wimbledon le deja a uno de los que consiguió Becker en su carrera y catorce por detrás de los 84 de Jimmy Connors.

El serbio podrá seguir buscando victorias en el All England Club y volverá a las semifinales, en las que el año pasado derrotó en un dramático quinto set al español Rafael Nadal en su ruta hacia el quinto entorchado en Wimbledon.

“Tuve un partido duro en la tercera ronda y he jugado muy bien en los dos últimos dos encuentros. Es lo que quería, lo que necesitaba, y espero poder seguir igual en semifinales”, afirmó el serbio en las declaraciones pospartido. EFE