(Con información de Notimex e imagen de Mexsport)

Olé, el diario deportivo más importante de Argentina, pidió a través de su cuenta de Twitter que el Clásico entre el Barcelona y el Real Madrid se juegue en el país austral como “devolución de favores” por el River Plate-Boca Juniors de la final de la Copa Libertadores de 2018.

“¿Y si vienen a jugarlo a Argentina? Devolución de favores…”, publicó Olé como respuesta a una publicación de un medio español que informaba que “LaLiga propone que el Clásico del 26 de octubre pase del Camp Nou al Santiago Bernabéu” por la “complicada situación que se vive en Catalunya”.
El tuit tuvo unos 8.000 “me gusta” en menos de 4 horas, fue compartido 2.000 veces y tuvo varios comentarios, la mayoría en tono jocoso.

El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de 2018 entre River y Boca, que debió disputarse en el Monumental, se jugó en el Santiago Bernabéu de Madrid por decisión de la Conmebol luego de que un grupo de hinchas del equipo ‘Millonario’ hiriera a jugadores del ‘Xeneize’ tras arrojar botellas y piedras al autobús que los transportaba al estadio.

El primer clásico de la temporada actual entre el Barcelona y el Real Madrid, previsto para el 26 de octubre en el Camp Nou, permanecerá en vilo hasta el miércoles que viene, fecha en la que se reunirá el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

La REF decidirá si finalmente se juega, se suspende o se permuta el orden del duelo y se disputa el primer Clásico en el Bernabéu.
Fuentes del Barcelona y del Real Madrid le aseguraron a Efe que los clubes no aceptarán cambiar el orden de los partidos.

El clásico a disputarse en el Camp Nou está en duda por los incidentes y las manifestaciones ocurridas por las sentencias judiciales que condenan a entre 9 y 13 años de cárcel a políticos catalanes independentistas.

EFE