(Con información de EFE e imagen de MEXSPORT)

El Defensa y Justicia argentino, entrenado por Hernán Crespo, se proclamó este sábado campeón de la Copa Sudamericana 2020 al golear a sus compatriotas de Lanús por 0-3 en la también argentina ciudad de Córdoba.

El Halcón superó al Granate en todas las facetas del juego y no dejó respirar a su presa, atrapada entre el buen fútbol de los de Crespo, que consiguió el que es el primer título de la historia para Defensa y Justicia, equipo fundado en 1935.

El gol que abrió la lata lo marcó el central Frías, pero lo construyó, tirando líneas, todo el sector de ataque de Defensa y Justicia: buscando la banda izquierda primero, llegando casi hasta el confín del campo y cruzando el balón al área pequeña.

A la segunda, a Braian Romero, máximo goleador de la Sudamericana con diez goles, sí le salió la vaselina que había fallado al inicio del partido y el entrenador saltó de alegría como cuando marcaba goles con la selección argentina.

En el tiempo añadido, el uruguayo Washington Camacho convirtió el resultado en goleada con un 0-3 que hizo explotar a las pocas personas -miembros de la expedición de Defensa- que se encontraban en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, por lo demás vacío a causa de la pandemia de covid-19.

Y así, gracias a las líneas de Crespo, un equipo de un barrio humilde del sur de Buenos Aires conquistó el primer título de su historia, que además fue en una competición internacional y llegó para redondear un proyecto que en los últimos años ya había dado avisos de que tenía hambre de copas.