Christian Horner no impedirá la salida de Verstappen si desea abandonar Red Bull

Monza, Italy. 6-8 September 2019. Formula 1 Grand Prix of Italy. Max Verstappen of Aston Martin Red Bull Racing in the paddock during the F1 Grand Prix of Italy

Red Bull ha tenido un inicio de ensueño en la nueva temporada de Fórmula 1, conquistando las dos primeras carreras del año y siendo amplio dominador, con una ventaja de 38 puntos sobre Ferrari en el Mundial de Constructores. Pero no todo es color rosa en Red Bull, que vive una novela interna y cuyos problemas se encuentran lejos de las pistas.

La novela que involucra a Christian Horner y una empleada de la escudería ha escalado hasta ver envueltos a los Verstappen y Helmut Marko.

Luego de que Jos Verstappen, padre de Max, pidiera abiertamente la salida de Christian Horner, director del equipo, el vigente campeón del mundo mostró su compromiso con el equipo y afirmó que su intención es cumplir con su contrato, con vigencia hasta 2028.

Aunque Verstappen se encargó de desmentir los rumores de una posible salida, Verstappen no tardó en poner una clara condición para hacer valer su palabra: la permanencia de Helmut Marko.

Marko, expiloto y consejero de Red Bull, ha sido en los últimos años uno de los personajes más polémicos en Fórmula 1, pero en esta ocasión estaría en el ojo del huracán por rumores que lo señalan como el responsable de filtrar el caso entre Horner y la empleada del equipo a medios neerlandeses, por lo que el equipo habría contemplado suspenderle o incluso finalizar su relación con él.

En repetidas ocasiones, Verstappen ha mostrado un incondicional apoyo a Marko y previo al Gran Premio de Arabia Saudita declaró: “Siemore he dejado claro que él (Helmut Marko) tiene que quedarse. No puedo continuar sin él”.

A lo que claramente fue un mensaje de apoyo a Marko, pero también una clara advertencia para el equipo, Horner respondió de manera contundente, afirmando que nadie es irremplazable.

“Es como todo en la vida, no puedes forzar a alguien a permanecer en algún lado solo por un pedazo de papel. Si alguien no quiere estar en el equipo, no vamos a forzar a nadie.

“Tenemos un asiento libre para el año que viene y hay 16 pilotos desesperados por subirse a ese coche (RB20)”, declaró Horner.

A pesar de los problemas internos que vive Red Bull y estas nuevas declaraciones, Horner afirmó que no existe tensión dentro del equipo y que prueba de ello son los buenos resultados en pista.

“Todo está bien con Max (Verstappen). Está trabajando bien con el equipo, no hay tensión, no hay estrés y pueden ver lo relajado que está con todo el equipo en el garaje. Esto se refleja en su trabajo en pista, así que no vemos ningún problema con Max”, sentenció Christian Horner.

La Fórmula 1 reanudará con el Gran Premio de Australia, a celebrarse entre del 22 al 24 de marzo.

Por Jaime Gómez Torres e imagen de canno73/Depositphotos.com