(Con información de Notimex e imagen de Mexsport)

El piloto mexicano Sergio Pérez se dijo orgulloso por la carrera que concretó este domingo en el Gran Premio de Hungría, más allá de que concluyó en el undécimo lugar, fuera de la zona de puntos.

Comenzó en el sitio 17, pero tuvo una buena arrancada para ponerse en el lugar 12 y por momentos, incluso, estuvo en el noveno y décimo puestos, pero en los últimos giros, de los 70 pactados, tuvo un leve contacto con el tailandés Alexander Albon, quien lo rebasó para arrebatarle el décimo lugar que le hubiera permitido cosechar un punto.

“Creo que hoy fue definitivamente una carrera de la que podemos estar orgullosos. Hicimos una carrera fantástica: un buen comienzo, una gran primera vuelta, una estrategia muy agresiva para socavar dos autos y luego llegar al límite por completo.”

Detalló que “justo al final, Albon apareció detrás de mí rápidamente e hicimos contacto, lo que dañó mi suspensión. Realmente tuve problemas en las últimas tres o cuatro vueltas, fue un desafío terminar en la posición 11”.

En declaraciones a la prensa, al término de la décima segunda cita de la Temporada 2019 de la Fórmula 1, “Checo” Pérez reconoció que esperaba una competencia complicada y lamentó que el esfuerzo no le fue suficiente.

“Esperábamos una carrera difícil, pero estábamos luchando por un punto hasta el final, desafortunadamente no lo conseguimos. Lo dimos todo, así que estoy contento con eso. Esperemos que la segunda mitad de la temporada sea más prometedora para nosotros.”

Pérez Mendoza, del equipo Racing Point, hilvanó su octava carrera de la actual campaña sin colocarse entre los primeros 10 lugares, su peor racha desde que corre en la F1, algo que espera romper cuando se reinicie la temporada, el 1 de septiembre con el Gran Premio de Bélgica.

NTX