(Con información de Notimex e imagen de MEXSPORT)

Triste por lo que se vive con el club Veracruz y su desafiliación, el ex jugador Christian “Chaco” Giménez lamentó lo ocurrido más que nada por la afición, lo que consideró fue ocasionado por una persona despedida por quienes lo dejaron entrar al futbol mexicano.

En espera de que algún día dicha ciudad tenga nuevamente una franquicia, el “Chaco” habló con los medios de comunicación en La Noria sobre la desafiliación que se hizo oficial este jueves.

“Me da mucha tristeza, la realidad es esa porque paga los platos rotos la gente y ellos no tienen nada que ver con los malos manejos que ha tenido en su momento, la realidad es que se han hecho muchas cosas mal”, dijo.

Sin dar nombres, comentó que los malos manejos del presidente del club, Fidel Kuri, llevaron a “Tiburones rojos” a lo vivido este día, aunque fue la misma Federación Mexicana de Futbol la que le permitió entrar al balompié “azteca”.

“Llegaron a estas instancias creo no por el club, sino por una persona que no tuvo buenos manejos y una persona que lo dejaron entrar la gente que hoy lo está despidiendo, y la realidad es que se han hecho muchas cosas mal, pero nunca pensaron en la afición, ojalá algún día se pueda volver a tener una franquicia en Veracruz”.

Si algo le duele al “Chaco” respecto a Veracruz, club al que llegó a su arribo a México, es la afición y los jugadores que ahora tendrán que buscar acomodo en otro lugar.

“Me duele enormemente porque amo a Veracruz y la realidad es que hoy me da mucha pena porque tengo compañeros que van a seguir su carrera, pero la que pierde es la afición”, indicó.

Luego del semestre complicado que vivieron los jugadores, con quincenas sin cobrar y muchas limitantes que les impidieron jugar de igual manera con otros clubes, el “Chaco” manifestó que una solución hubiera sido vender a “Tiburones rojos”.

“Vivieron una situación muy difícil, creo que cada uno le hubiera gustado seguir por la afición, pero el hecho de estar mucho sin cobrar, con limitantes y no poder competir de igual manera con otros equipos genera mucha incertidumbre y rabia, lo mejor era que vendan el equipo y pueda seguir, me duele por la afición”.