Los cuerpos de las 13 personas que perdieron la vida en el accidente aéreo de Ocampo en Coahuila, llegaron a la ciudad de Monclova, donde se les realizarán los estudios correspondientes para concretar su identificación.

Miguel Ángel Villarreal Muñoz, administrador del Aeropuerto Venustiano Carranza en el municipio de Frontera, explicó que será necesario llevar a cabo estudios de ADN para lograr identificarlos, ya que los cuerpos se calcinaron casi en su totalidad.

El Bombardier Challenger que se desplomo el domingo por la tarde en el semidesierto coahuilense, llevaba consigo a 13 personas, diez pasajeros y tres miembros de la tripulación, procedía de Las Vegas, Nevada, con destino a Monterrey.

Su localización tuvo lugar horas después de la emisión de la alerta emitida por el Centro de Control de Área de Monterrey, Nuevo León.