Tras la declaratoria de culpabilidad de una corte en Estados Unidos contra el capo mexicano Joaquin Guzman Loera, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que respeta la decisión de la justicia norteamericana. 

Durante su conferencia matutina dijo que él no le desea mal a nadie pero reconoció que está sentencia es un ejemplo para aquellos que se dedican al crimen. 

“Que sirva de enseñanza, que sea una lección para que se piense que la felicidad verdadera no es el dinero, no es lo material, no es el lujo barato ni es la fama. La felicidad es estar bien con uno mismo, con nuestra conciencia y con el prójimo.”

Sobre los presuntos implicados en la red de narcotráfico del Chapo Guzman, el primer mandatario aseguró que si existen o se presentan denuncias serán atendidas aunque aclaró que mantiene su política del borrón y cuenta nueva.