El sector patronal del país calificó “como un juego tramposo” la iniciativa de reforma sobre la revocación de mandato que promueve el presidente Andrés Manuel López Obrador, toda vez que los mexicanos no queremos regresar al Maximato de Plutarco Elías Calles que quitaba y ponía presidentes cada 2 años.

El presidente de la Coparmex Gustavo de Hoyos Walther, quien recordó que nuestra legislación ya considera mecanismos como el desafuero o juicio político para que el presidente sea juzgado; a través de los cuales, es posible remover de su encomienda al Presidente de la República que actúe de manera indebida.

Por lo que dijo, parece sospechoso crear un nuevo mecanismo, cuando lo que se necesita es cumplir con la ley; y es que advirtió que los pocos casos que han existido de sistemas presidenciales con revocación de mandato, han tenido un resultado contrario a la democracia, llámese: Cuba, Venezuela o Bolivia. Esos ejercicios, siempre han sido el anticipo de una reelección