Imagen de wikimedia.org

La catedral de Notre Dame de París celebrará este sábado su primera misa tras el incendio que el pasado 15 de abril provocó su parcial destrucción, informó la diócesis de la ciudad.

A la misa oficiada por el arzobispo de la capital francesa, Michel Aupetit, solo asistirá una veintena de religiosos, entre ellos curas y canónigos de la catedral, quienes por razones de seguridad tendrán que portar casco de obra.

Mediante un comunicado, la Iglesia explicó que la fecha escogida es “simbólica”, ya que coincide con la fiesta de dedicación de la catedral, que conmemora la consagración del altar y suele celebrarse el 16 de junio.

Dicha ceremonia se llevará a cabo en una capilla, ubicada al fondo de la catedral, que no fue alcanzada por las llamas, donde se conserva la corona de Cristo.