Invaden las calles de Tláhuac migrantes haitianos

Cientos de migrantes haitianos viven hacinados en casas de campaña
Cientos de migrantes haitianos viven hacinados en casas de campaña

Colonos de la alcaldía Tláhuac continúan inconformes con la presencia de cientos de migrantes de origen principalmente haitiano, en calles aledañas al Bosque de Tláhuac, donde el albergue que había acondicionado el gobierno capitalino cerró hace varias semanas debido a la saturación que presentó.

Para los vecinos la presencia de los migrantes haitianos genera situaciones de insalubridad en la zona, ya que no tiene acceso a agua, un baño, comen en la calle y todo esto genera basura que se acumula en las calles, además los casi 2 mil migrantes que se ubican en este punto viven hacinados en cientos de tiendas de campaña que mantiene desplegadas sobre la banqueta en el perímetro del Bosque de Tláhuac, en la avenida Heberto Castillo.

“Realmente vivir en la calle siempre ha sido difícil, no tener lo necesario para comer, dormir, el sanitario pues obvio que genera situaciones de insalubridad”, señaló una vecina de la zona.

¿Porqué en esta zona arribaron tantos migrantes principalmente haitianos? Aquí operaba la oficina de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados por medio de la cual los migrantes buscaban una estancia legal en el país sea para quedarse o transitar hacia los Estados Unidos, sin embargo al ser cerrada por el gobierno federal los migrantes se quedaron aquí esperando resolver su situación.

Los comerciantes de la zona indicaron que los migrantes principalmente de origen haitiano les han pedido trabajo para poder obtener algo de ingresos, sin embargo los comercios son pequeños y es difícil ofrecerles algo, algunos tratan de ayudarlos dándoles precios más bajos en algunos servicios o productos, otros les lleva algo de comida o ropa ya que al ser persona de habituadas al calor del caribeño en esta temporada resienten más las bajas temperaturas.

“Se acercan a pedirnos trabajo, pero somos negocios muy pequeños: tortillerías, panaderías, cocinas,; yo por ejemplo vendo comida, pero es chiquito mi local no puedo pagar un sueldo me ayudo con mis cuñadas para atender”, detalló Paulina una comerciante de la zona.

Entre las cosas que han llamado la atención de los comerciantes y de la gente en general es que los haitianos pasan mucho tiempo hablando por teléfono, no comen tortilla y tiene preferencia por los alimentos preparados que contengan pollo eso sí, sin nada de picante.

“Casi no comprar tacos, les llama al atención el trompo de al pastor pero lo que piden es todo lo que lleve pollo eso sí, pero carne de res, de puerco casi no, además no comen salsa les pica mucho”, destacó Fernando quien atiende una taquería.

¿Por qué la población principalmente la más joven está saliendo de Haití, a vivir como en este caso en tiendas de campaña, en la calle enfrentar las inclemencias del tiempo, dejar atrás su cultura, su idioma su gente?

En 2010 un sismo provocó más de 220 muertos, dejó un millón y medio de personas, en 2016, el huracán Mathew azotó la isla y nuevamente dejó una devastación equivalente al 32% del producto interno del país, el asesinato del presidente en el asesinato de Jovenel Moïse en julio de 2021, sumado a una tasa de pobreza que alcanza al 60 % de la población, convierte a Haití en el país más pobre de América Latina y el Caribe.

Además la violencia en Haití ha escalado en los últimos años quedando el control de territorios completos en manos de bandas criminales lo que también han causado un desplazamiento interno en zonas donde  el acceso a lo más básico como alimentos, salud y agua es muy limitado o nulo.

En suma Haití sufre una permanente y grave crisis humanitaria que provoca que en los últimos años casi dos millones de haitianos hayan decido salir de su país a otras regiones.