En la Catedral de Notre Dame de París, Francia, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital francesa, se registra un incendio.

Bomberos tratan de controlar las llamas, que salían principalmente de la aguja central del templo, la cual colapsó.

La Policía acordonó la zona y desalojó a los numerosos turistas que se encontraban en las inmediaciones del lugar.

En su momento, la alcadesa de París, Anne Hildago, lamentó la tragedia e informó que los bomberos trataban de controlar el “terrible incendio”.

No está confirmado, pero trasciende que el fuego pudo originarse por los trabajos de remodelación que se realizaban en la zona central del templo que cada año es visitado por unos 13 millones de personas.

A pesar de los esfuerzos de los equipos de emergencia, las llamas no han podido ser controladas y se extendieron a otras zonas del famoso templo gótico debido a la gran cantidad de material de construcción, principalmente madera, que se encuentra en el interior.

Incluso, restaurantes y un hospital ubicados en las inmediaciones del emblemático lugar fueron desalojados ante el riesgo de que el fuego también los alcance.

Las llamas se extendieron rápidamente por la estructura que sujeta el techo y se teme que la totalidad de la Catedral quede reducida a cenizas, incluidas todas las obras de arte que albergaba.

Al momento no se reportan víctimas de ninguna nacionalidad, mientras que la Fiscalía de París abrió una investigación para determinar las circunstancias del incendio que inició a las 18.50 horas, tiempo local.

Ante la tragedia, el presidente Emmanuel Macron canceló la alocución televisada que tenía programada para la noche de este lunes, a fin de explicar las principales medidas adoptadas tras la consulta ciudadana sobre las manifestaciones de los llamados “chalecos amarillos”.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente francés lamentó el incendio.

Las reacciones en el mundo ante la tragedia en París no se hicieron esperar. A nombre del Gobierno de México, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, manifestó su solidaridad con el pueblo francés.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a este hecho como una desgracia.

La Embajada de México en Francia recomendó evitar la zona y facilitar el acceso de los vehículos de emergencia. Asimismo, puso a disposición de al comunidad mexicana que así lo requiera el número telefónico +(33) 613535574 y el correo electrónico [email protected]

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió actuar rápidamente para sofocar el incendio.