FOTOGRAFÍA: ADOBE STOCK POR PRAZIS IMAGES

Por unanimidad de votos, legisladores de Tabasco aprobaron el dictamen por el que se reforman los artículos 429 del Código Civil y 89 de la Ley de Derechos de los niños, niñas y adolescentes para prohibir que los menores sean víctimas de agresión.

Con esta reforma se busca que los padres de familia que ejerzan la patria potestad, guarda,  custodia, tutela o que tengan bajo su cuidado y vigilancia a niñas, niños y adolescentes, tengan la obligación de educarlos, sin ejercer violencia física, psicológica o de cualquier tipo, quedando prohibido el uso del castigo corporal o cualquier otra medida de corrección disciplinaria que atente contra la dignidad humana.

De acuerdo al Dictamen, el castigo corporal es una práctica que atenta contra los derechos y dignidad de las niñas, niños y adolescentes, por lo que su prohibición es necesaria para garantizar a la niñez su desarrollo pleno y el disfrute efectivo de su derecho a una vida libre de violencia y a la integridad personal.